Qué ver en Antequera

Qué ver en Antequera en 2020
    Add a header to begin generating the table of contents

    Su magnifico conjunto monumental es fruto de su historia ininterrumpida de mas de 6.000 años plasmándose en mas de medio centenar de destacados edificios de arquitectura civil y religiosos fechados entre la Edad del Bronce y el siglo X.

    Monumentos de Antequera

    Los Dólmenes de Menge Viera y El Romeral, las numerosas villas y vestigios romanos como El Efebo como máxima expresión del pueblo.

    El conocido coma Castillo de Papabellotas, la Real Colegiata de Santa María la Mayor (primer ejemplo del Renacimiento andaluz), el Arco de los Gigantes (primer museo conocido al aire libre), la iglesia de El Carmen (ejemplo de la máxima expresión del Barroco y las numerosas casas palaciegas o el remodelado Museo de la Ciudad de Antequera son algunos ejemplos de ello.

    Pero no solo dispone Antequera de atractivos monumentales sino también parajes naturales. con parajes tan esplendidos coma la senda Vega la Pena de los Enamorados.

    Caminito del Rey

    El Caminito del Rey era y es una ciudad situada en el principal crux de caminos de Andalucía, siendo paso obligado de viajeros a lo largo de toda la historia.

    Su estratégica situación le hace ser de Andalucía nexo de unión de las principales vías de comunicación terrestre, destacando la existencia de autovías y a utopistas (A-45.AP-46, A-921. así como los ejes flexionaros Cordoba-Malaga y Sauna-Granada y el paso del tren de alta velocidad (AVE) can parada en dos estaciones de su terminal municipal, y a tan solo media hora en cache del Aeropuerto Internacional Pablo Ruiz Picasso.

    Todo ello completado con unas tradiciones singulares. coma la Semana Santa (en la que sobresale la costumbre de "Correr laVega") o su Real Feria de Agosto y con una gastronomía encumbrada grades a productos coma el aceite de olive y el mollete de Antequera, así coma por platos tan representativos coma la mina, la porra antequerana o el bienmesabe.

    Antequera y El Torcal

    Situada en una rica y fértil llanura a 47 km al norte de Málaga, la ciudad mercantil de Antequera, que ha estado habitada desde la prehistoria, tiene un grupo de monumentos cuesta arriba de la oficina de información turística.

    Arco de los Gigantes

    A través de la puerta del Arco de los Gigantes del siglo XVI se encuentra una iglesia renacentista, la Real Colegiata de Santa María la Mayor (miércoles, lunes, de 10 a 18 horas, martes, de 2 a 6 horas; gratuito).

    Alcazaba de Antequera

    Junto a ella se encuentra la entrada a las ruinas del castillo musulmán de la Alcazaba (miércoles a lunes de 10 a 18 horas, martes de 2 a 6 horas; gratuito).

    Dólmenes de Antequera

    En las afueras de la ciudad hay tres enormes cámaras funerarias prehistóricas: los Dólmen de Menga, probablemente construidos alrededor del 2500 a.C., el Dolmen de Viera y los Dólmen del Romeral.

    Torcal de Antequera

    Al sur de Antequera se encuentra un lugar de gran belleza, las formaciones de piedra caliza cárstica de El Torcal de Antequera. Las rocas aquí se depositaron en el período jurásico hace 150 millones de años y desde entonces se han formado en formas abstractas por el movimiento de la tierra y por la erosión del viento.

    Horario e información del Torcal de Antequera

    Desde el aparcamiento y el centro de información en el centro de El Torcal (centro de información: todos los días de 10 a 17 horas, hasta las 19 horas en verano), se sigue la ruta de paseo "verde", que dura aproximadamente una hora y que lleva al mirador de Las Ventanillas, desde el que se puede ver incluso la costa norteafricana en un día claro.

    Pueblos blancos

    Para un contraste total con el sol, el mar y la atmósfera de sangría de la costa, Antequera, Ronda y otros "Pueblos Blancos" son fácilmente accesibles desde la parte más concurrida de la Costa del Sol. O puede cruzar las montañas hasta Jerez de la Frontera y Cádiz, con su acceso al superlativo Parque Nacional de Doñana. Las grandes ciudades del interior de Andalucía están cubiertas en la siguiente sección.

    Iglesia de San Juan de Dios

    Se pagó al maestro Melchor de Aguirre 4.000 reales a cuenta de la portada y fachada recibiendo además por este concepto 28.000 y 30.000 reales respectivamente en mayo y junio de 1697.

    Aguirre debió ser tan solo el tracista y director de la portada y fachada pues de haber colaborado a otro nivel no lo silenciaría el documento aunque bien es cierto que la sencilla planta de esta iglesia encaja en su estilo frío y correcto.

    Interior de la iglesia de San Juan de Dios

    Incluso también el interior, cuya superficie está vivificada de una forma geométrica decorativa con los muros divididos como en paneles, diseño que había alcanzado una rápida difusión en España por los tratados de Fray Lorenzo de S. Nicolás y que había sido adoptado por el gusto ecléctico de Aguirre en otras iglesias como la del Perpetuo Socorro en Granada.

    La obra material de la fachada la realizaron Francisco del Castillo y su compañero Ignacio con los que se ajustó la cuenta en marzo de 1698, incluyéndose en ella la obligación de acabar el campanario y los remates tal y como estaba en la planta, finalizando esta fase de la obra que costó 2.566 reales el 10 de agosto de 1703 y se completó su decoración en marzo de 1710 con la efigie de S. Juan de Dios que se colocó en el nicho central.

    Historia de la Iglesia

    Más relacionado con la traza de la iglesia lo estaría el maestro Juan Trujillo que la dirigió en su cimentación, pero no hemos hallado prueba documental que lo acredite como el tracista. Intervino muy activamente en las obras el maestro Tomás de Melgarejo que en noviembre de 1701 ya cobró por haber realizado 289 tapias y la cimentación dela sacristía.

    El es quien se hará cargo de las obras de la iglesia firmando escritura con el convento el 14 de junio de 1712 por la que se obligaba a continuar la obra del templo que estaba "cubierto embovedado y enlucido de basto" comprome-tiéndose a acabarla en el plazo de nueve meses, detallándose en la escritura el proceso de decora-ción a que sería sometido el interior de la iglesia y sacristía.

    Sin embargo Melgarejo no pudo cumplir el plazo estipulado en la escritura, las obras se alargaron terminándose la iglesia el 8 de agosto de 1716. La madera para la obra fue traída en 1703 desde la Sierra de Segura por el carpintero Antonio de Espejo, siendo Miguel Asensio el maestro que realizó las diferentes obras de carpintería de la iglesia y claustro.

    Continuaron las obras en el hospital pues en 1720 el Cabildo y el vicario de Antequera, aconse-jados por Andrés Burgueño negaron a los frailes 100 sillares de las ruinas de la iglesia vieja de Sta. María, que habían solicitado para la obra de la enfermería alegando que ya dichos sillares servían de entibo a la basílica.

    Invalid Email

    ¿Conoces nuestra semana santa? Síguenos en Facebook

    Ir arriba